2309ppublicacion

A raíz de una reciente publicación de un diario digital que comparto, procedo a reflexionar en alto informando sobre un caso que se debe tener en cuenta a la hora de estar seguros si cumplimos nuestras obligaciones en materia de protección de datos.

Empecemos recordando la definición de un “dato biométrico”. Según la definición establecida en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), los datos biométricos: son aquellos datos personales referidos a las características físicas, fisiológicas o conductuales de una persona que posibiliten o aseguren su identificación única. Un ejemplo de dato biométrico puede ser una imagen facial o una huella dactilar.