Casi todos hemos leído noticias informando acerca de accesos indebidos de terceros a bases de datos almacenadas, muchas veces fuera de las instalaciones del centro de trabajo. En muchas ocasiones, estos accesos indebidos son llevados a cabo por personas con grandes conocimientos informáticos que se dedican a detectar fallos de seguridad de los sistemas informáticos.

Siempre se comenta en los artículos sobre las consecuencias para la entidad a quien han accedido o incluso secuestrado la información almacenada. Dicha información, son datos de terceros que también son afectados por este hecho, ya que el que accede de forma ilegítima, está descubriendo de forma ilegítima datos de carácter personal o familiar registrados en un fichero.

24junioloquenonoscuentan