COVID 19 Y TRATAMIENTO DE DATOS PERSONALES

Cada vez, con mayor frecuencia tenemos presente el término Covid-19 por diversos motivos.

En nuestro caso, seguimos centrándonos en nuestra materia de tratamiento de datos, después de este periodo marcado por la pandemia, entre febrero de 2020 y finales de enero de 2022.

Repasemos que —por definición— dato es cualquier fuente de información y que el Reglamento Europeo de Protección de Datos es de obligado cumplimiento para cualquier persona física o jurídica que trate información de terceros, existiendo además legislación adicional como la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, por ejemplo.

En anteriores publicaciones hemos explicado ya que existen los derechos de: acceso, rectificación, oposición, supresión (“derecho al olvido”), limitación del tratamiento, portabilidad y de no ser objeto de decisiones individualizadas.

Estos derechos se corresponden con las obligaciones de los obligados, que deben aplicarse a raíz de acceder a información de terceros referente a esta enfermedad del Covid-19.

El simple hecho de realizar una actividad económica, de cualquier naturaleza, es un condicionante a la hora de evaluar en qué términos nos afecta este tema.

Creemos que puede ser el momento de hacer un paréntesis y comprobar si hemos realizado o almacenamos algún tratamiento de datos sobre covid-19, repasar así lo que hemos hecho y pedir consejo o ayuda con objeto de hacer una valoración y adaptación o mejora si procede en este tema.

Esta información puede llegar a través del propio personal de la empresa, de solicitudes de empleo o de recepción de currículos, en la que se incluya dicho certificado, etc.

A consecuencia del tratamiento de información de terceros, como en este caso, puede derivarse una circunstancia como comunicado de dicha información a proveedores/colaboradores al objeto de llevar a cabo los servicios contratados.

En cuanto al almacenamiento de esta información, en definitiva, ya hemos indicado en otras ocasiones, que lo relativo al tratamiento de datos no es algo estático, sino cambiante a la situación que se presente a la empresa en cada momento, y debemos estar informados para obrar de forma correcta.

Si no conocemos los cambios oficiales respecto al tratamiento de datos, es difícil saber si podemos mejorar la situación o si por el contrario, tenemos todos los deberes hechos.

También recordad lo que más de una vez hemos oído “El desconocimiento de una norma, no exime del cumplimiento de las misma”.

Es imposible dedicarnos a interpretar informes, resoluciones, publicaciones oficiales que se han hecho desde que surge toda de esta información.

Si bien, es conveniente estar informado y actualizado de ese tema. Sin duda de esta manera nos ayuda y facilita el cumplimiento del tratamiento de esta información.

Por ello, hemos decidido abordar esta situación organizando un curso bonificado para trabajadores asalariados por cuenta ajena, en Régimen General,con el fin de abarcar los asuntos principales en torno al tratamiento de estos datos.

Asimismo, se incluirá un apartado de consultas y preguntas generadas durante la asistencia a este seminario, las cuales serán atendidas individualmente por correo electrónico.

Y es que la importancia de este seminario radica en que la perspectiva de obligado es bidireccional, ya sea como empresario o como ciudadano, para conocer y solicitar los derechos en esta materia.

Para terminar, aprovecharemos para explicar lo que es la corresponsabilidad y el beneficio que supone una simple revisión del estado de nuestra actividad a la hora de usar y compartir datos de terceros.


https://www.peritoprotecciondedatos.eu/formacion/

2701COVID2022